Excursión a Hakone, Kanagawa

Bueno, un poco de turismo no viene mal. Mi esposa, mientras leía el diario, vio un anuncio de paquetes turísticos económicos y compró el de Hakone. Con un clima espectacular, salimos por la mañana, tomamos el bus y partimos.

En medio del trayecto paramos en un lugar de descanso, según nos informó la persona encargada de guiarnos, el predio se construyó hace poco tiempo junto al tramo de la autopista. Los baños parecen de un hotel 5 estrellas, la zona de estacionamiento impecable, hasta pude ver un rincón con flores muy bonitas. En fin, increíble. Así da gusto pagar impuestos.

Era sábado y de un fin de semana largo, las rutas a destinos populares estaban colapsadas. Los problemas comenzaron cuando llegamos. Al entrar al restaurante (buffet), vimos que los comensales estaban formando una fila larga para tomar sus alimentos. Hacer fila para lo que fuere es algo que odio profundamente, más cuando las personas que están detrás se ponen impacientes y te empujan. En esa situación te dan ganas de agarrarle la cabeza y metérsela en uno de los recipientes con comida. Malditos muertos de hambre.

Luego de comer como cerdos nos quedaban 15 minutos de recreo antes de partir hacia el próximo punto, una verdadera desgracia ya que estábamos en el lago, una de las zonas más bonitas. A las apuradas pude tomar unas fotos que, por supuesto, salieron como el culo. Con la comida todavía en la garganta y puteando por no haber tenido más tiempo en ese lugar subimos al bus.

Hakone Lago

Mientras subíamos la montaña, la vista del monte Fuji era inmejorable, como luego había una parada en el mirador no me ocupé de tomar fotos desde el bus que por otro lado no iban a salir bien. Pero cuando estábamos por ingresar al mirador nos avisan que no había lugar para estacionar, así que me quedé con las ganas de regresar con una bonita foto del monte Fuji. Una bronca más.

Y llega el momento de subir al funicular, teleférico, cablecarril, ropeway, cable railway o vaya uno a saber con cuantos nombres más se lo conoce. Bueno, después de 30 minutos en la fila llega la canasta que nos llevó a lo alto de la montaña. El panorama desde la cabina es impresionante, pude tomar una foto del Fuji a través del vidrio polarizado, algo es algo. Otra vista espectacular es la de los pozos de aguas termales. Rescato esta experiencia ya que fue la primera en funicular.

Funicular, Hakone, Kanagawa, Japón

Hakone, Funicular

Monte Fuji

Seguimos con lo programado y nos dirigimos a tomar la merienda a una pastelería buffet. Mi esposa recorrió los platos de cada uno de los manjares que ingresaron en forma secuencial a su estómago. Mientras ella se ocupaba de los pasteles salí al estacionamiento de la tienda a contemplar el atardecer. Esta es la segunda foto del Fujisan que tomé desde ahí.

Monte Fuji al atardecer

Como paso obligado de todas las excursiones, en Japón y en Tanganica también, nos arrearon a una tienda de productos regionales. Compramos algunos regalos y partimos de regreso. Un tramo de la autopista estaba estaba embotellada pero luego llegamos rápido a destino.

Comentario final: Me gusta salir de paseo, a donde sea, pero no me gusta tener los minutos contados. Si el lugar me agrada, me quedo, sino, sigo a otro destino. Aunque haya una planificación, si esta es coherente, no tengo problemas en seguir con el programa. En este caso eso no fue así ya que estuvimos más tiempo arriba del bus en lugar de disfrutar de tan hermoso destino. Una pena, esa excursión daba para algo más.

Publicado en Paseos | 4 comentarios

Kouyou, santuario de Heirinji

En esta época, ver el colorido en las hojas de los árboles es una experiencia placentera. Los colores del otoño en Japón son un espectáculo maravilloso. La naturaleza ha sido generosa con este país, a lo largo y ancho del archipiélago podemos admirar todos los años un panorama bellísimo.

Para qué comentar algo que en realidad tenemos que ver en su escenario, estas fotos las tomé en el santuario de Heirinji, muy cerca de casa. Ese día estaba lleno de turistas, casi todos tomando fotos. Jóvenes parejas, familias, ancianos en sillas de ruedas, todos disfrutando del evento.

Koyou1

Koyou2

Koyou3

Koyou4

Publicado en Fauna y flora, Paseos | 2 comentarios

Hanabi, fuegos artificiales en Japón

Hace ya unos meses que regresé a Japón y estoy otra vez en la tierra de mis ancestros, cuando pensé que jamás iba a volver.

Uno de los primeros eventos que presencié fue el clásico festival de fuegos artificiales que cada municipio organiza durante el verano. Como me hice aficionado a la fotografía llevé mi cámara y pude hacer mi primera experiencia en tomar fotos del evento.

Como asisten muchas personas me pareció en vano llevar trípode ya que no tendría espacio para tomar las fotos con comodidad en medio de la muchedumbre. Bueno, fue una mala idea, si bien había mucha gente encontré un espacio en donde hubiese podido apoyar mi trípode.

En fin, ajusté mi cámara a la situación y tomé unas 1500 fotografías de los fuegos artificiales. El resultado no fue el esperado, aunque algunas fotos salieron interesantes. Para la próxima, llevo el trípode y me ajusto al manual.

Las fotos:
Sigue leyendo

Publicado en Paseos, Sociedad | 2 comentarios

Li-sa-X la niña prodigio de la guitarra eléctrica

Ayer, mientras miraba televisión, me sorprendieron con la magia de esta niña japonesa ejecutando con destreza prodigiosa su guitarra eléctrica. Hija de un guitarrista profesional parece haber heredado de su padre la pasión por la música. Impresionante, a pesar de su corta edad muestra la pericia de una artista consumada.

Publicado en Sociedad, Videos | 1 comentario

Saltó la banca

Bueno, ante todo, un fuerte abrazo a los cuatro gatos que todavía siguen pasando por este blog. Para ustedes es este comentario. Será que la hecatombe financiera de USA me tiene un poco angustiado, no lo sé, pero hoy siento ganas de compartir mi pesar con alguien más.

Respecto a la crisis del casino global, leí por ahí que el gobierno de Estados Unidos estudia la posibilidad de poner en venta la Estatua de la Libertad y de iniciar en su página web oficial una campaña para recaudar fondos a través de PayPal.

Por otro lado, en Japón, Taro Aso, quien va a reemplazar en forma transitoria a Fukuda -quien huyó cuando supo lo que se venía-, declaró a la prensa que una de las medidas a tomar para afrontar la crisis, va a ser retirar los potentes reflectores que iluminan la torre de Tokio y maquillar su estructura con pintura fosforescente.

Respecto a la guerra en Irak, recién acabo de ver un video de la CNN en donde muestran a un pelotón de las temibles fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos, armados hasta los dientes y esperando un autobús. Al parecer, se quedaron sin combustible para los vehículos militares y por ahora la única forma de desplazarse es por medio del transporte público. Con relación a este tema, la empresa de transporte denunció que una de sus unidades perdió su techo cuando una frenada brusca provocó el disparo accidental de las armas que portaban los soldados.

En fin, las cosas han cambiado tanto en las últimas semanas que ya no puedo discernir la realidad de la fantasía. Sólo me queda una pregunta, ¿Cómo es posible que el gran país del norte que ha hecho tanto por el bienestar mundial, esté soportando semejante martirio ante la indiferencia de las demás naciones? Y, lo que es peor, que algunos se tomen en broma su actual situación.

Publicado en Opinión | 89 comentarios