Sobre los contratistas en Japón


Hace unos días, un lector me preguntó acerca de los pasos a seguir para hacer contacto con agencias de empleo en Japón. Este episodio fue el que me hizo pensar otra vez en los contratistas. Respecto a la función de estos personajes, lo único que puedo decir es que entre su actividad y la de cualquier otro comerciante, hay poca diferencia. Los comerciantes venden cosas y ellos gente, así de simple.

Durante 1989 y 1990, el tráfico de esclavos fue enorme. Las fábricas necesitaban personal con mucha urgencia y los intermediarios despacharon obreros como nunca en su vida. Creo que hasta un orangután con mameluco hubiese conseguido trabajo en esos años. Como la oferta era escasa, los precios subieron y las agencias embolsaron millones a expensas de los trabajadores.

Nunca supe con cuanto se quedaban de nuestros salarios, según rumores que corrían en esos días, la cifra rondaba el 30 por ciento. Es obvio que si no daban a conocer ese dato era porque nos estaban explotando en forma asquerosa.

Por alguna razón, la imagen de los compatriotas que colaboraban con los contratistas japoneses se mantiene nítida en mi memoria. Recuerdo sus caras y gestos, sus voces, y como no, la forma en que nos cagaban la vida. A raíz de esta experiencia, llegué a pensar que la vida en Japón, en algunos, despierta al ser miserable que duerme en su interior.

Los que dominaban el idioma eran los primeros que las agencias sumaban a su plantilla como intérpretes. Así fue como algunos cambiaron su estatus de obrero a oficinista. A partir de ese momento no tenían que usar el uniforme de la fábrica: una chaqueta con el nombre de la compañía bordado en la pechera, botas negras de cuero con puntera de acero y la bonita gorra de heladero como parte del conjunto elegante y multicolor. Lamento no haber traído uno de esos atuendos ya que me hubiera servido para asistir a una ocasional fiesta de disfraces.

En algunos casos, los colaboracionistas, aparte del sueldo percibido como empleados administrativos, solían recibir comisiones jugosas por cada individuo que lograran reclutar. Según lo que me comentó uno de los inescrupulosos que tuve la desgracia de conocer, por cada hora que trabajaba su reclutado, recibía 100 yenes de recompensa. Es decir, con sólo 10 obreros en su nómina lograba cobrar un sueldo mensual íntegro sin tener que ensuciarse las manos.

Por semejante botín, podrán imaginar las artimañas a las que recurría para convencer a sus candidatos. Los puestos que él ofrecía eran una mierda por donde se los mirara; hasta me llegó a comentar en forma jocosa, que a una de sus víctimas ya se le habían borrado las huellas digitales de tanto manipular neumáticos para automóviles.

No todos tenían una actitud mercenaria, conocí a otros que obraban con una conducta intachable. Personas con principios morales que hasta se jugaban el puesto por sus compatriotas ante una situación injusta. Por supuesto, no eran mayoría.

Esteban Miyahira – unargentinoenjapon@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Primer viaje (1989-1992), Relatos. Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a Sobre los contratistas en Japón

  1. iris anahi soria galvarro de takushi dijo:

    Hola amigos….mi nombre es Iris Anahi Soria Galvarro Cuevas de Takushi,soy Boliviana nacida en la ciudad de Cochabamba,actualmente vivo en japon,necesito ayuda,estos dias fui victima de abuso de parte de mi contratista,les explico un poquito,resulta que hace poco mas de tres meses estoy trabajando en una fabrica de tofu,el trabajo es bastante pesado alli,me entere que estoy embarazada hace como un mes,ya tengo dos meses de embarazo,me senti un poco mal y tube un sangrado entonces llame a la fabrica y pedi el permiso correspondiente para ir al medico,me lo dieron,pero lamentablemente no pude hacerlo por que no me pagaron mi sueldo me descontaron todo por que bueno debia a la mujer con quien comparto el departamento,un adelanto que pedi el anterior mes,y el alquiler,no me quedo nada,entonces hable con el contratista y me dijo que bueno si estaba embarazada no podria continuar con el trabajo yo le dije que estaba bien que pararia de trabajar por que tenia de todas maneras temor de perder a mi bebe,me encontraba yo en Mishima en casa de un amigo quien supuestamente me llevaria al medico,ya en la tarde quise regresar a mi apato que es en fuji y en lo que estaba yendo me llama la mujer con quien lo comparto y me pregunta donde estoy,le digo que regresando,y me sale con que no podre entrar por que el contratista y ella hicieron cambiar la chapa y que ella tenia que trabajar asi que espere a que ella termine su trabajo para poder entrar…………..desde ese momento no entendi por que no puedo entrar donde aun vivo,donde aun tengo todas mis cosas,tengo tres dias,sin poder cambiarme de ropa por que anoche fui y no me habrio la puerta nunca,en plena lluvia,sin dinero,lo llame al contratista y me dijo que si que cambiaron la chapa y que yo no podria entrar a dormir,pienso que estoy en lo correcto al decir que es un abuso,estoy embarazada,sin dinero,y tengo entendido que cuando una persona para de trabajar tiene que dejar el departamento pero no de esta manera,por favor si alguien sabe que puedo hacer en este caso digame le estare muy agradecida

  2. Esteban dijo:

    Marymi, me alegra que te vaya bien y que hayas encontrado el sendero para escapar de la dependencia y el abuso por parte de tus antiguos contratistas.

    Más allá de esta situación, pienso que la vida no se reduce a tener un trabajo, por agradable que este sea. Es decir, sería mucho mejor tener una ocupación, que de verdad te apasione y con la cual has soñado en algún momento de tu existencia.

    Es por este motivo que siempre pensé que Japón no era mi lugar. Ahora estoy en Argentina, escribo este blog y puedo vivir de lo que me gusta hacer. Este fue siempre mi deseo, tener un trabajo apasionante que me permita pagar las cuentas.

    Si la suerte me acompaña como hasta ahora, algún día regresaré a Japón, pero no como dekasegi, sino como trabajador independiente. Y no tendré que mendigar un cochino trabajo como antes.

    Gracias por el comentario, es muy interesante y positiva tu historia. Las personas que conocí, en su mayoría, estaban resignadas a ser operarios toda su vida y no hacían el mínimo esfuerzo por cambiar esa situación. Sí, el gueto es cómodo, tan cómodo como un ataúd.

  3. marymi dijo:

    Hola Esteban

    Hace muy poquito encontré este blog. Soy una argentina viviendo aquí en japón desde hace 6 años.
    Por lo que he leído, tu experiencia aquí en nihón ha sido bastante horrible y de haber leído tus comentarios antes de viajar, me habrían hecho dudar si venir o no…………pero aquí estoy y si me lo permites, quisiera contar un poquito lo que yo he vivido, que no sé si es la otra cara de la moneda, es una experiencia diferente……
    Cada situación que pueda escaparse de mi control, me asusta…..y el no saber el idioma me aterraba, por eso, cuando decidí venir dije, primero tengo que aprender algo de japonés, pero….obviamente, dos meses de estudios, no sirven para nada, es lo mismo que una curita en un cáncer, pero lo positivo del tema, es que ya estaba mentalizada en que debía aprender el idioma, cosa que sigo haciendo desde que llegué. Muchos de nuestros compatriotas latinos, me han dicho, no se necesita saber el idioma para trabajar, ¿para qué pierdes el tiempo estudiando?, háblales en inglés…..algo te van a entender. ¿Cómo pueden ser tan estúpidos y no saber inglés?, me decía esta persona, toda enojada. Y no, el 99% de los japoneses que están en las fábricas, no entienden inglés y además creo yo, que no tienen ninguna obligación de saberlo…………..soy yo, la que tiene que aprender el idioma para poder comunicarme, puesto que soy yo quién ha viajado hasta aquí, para vivir en este país, Y si pretendo, integrarme a esta sociedad, ¿quién debe dar el primer paso?
    Con esta manera, mí manera, de pensar, seguí con mis estudios de japonés y gracias a ello, he conseguido progresar un poco. Todavía me falta muchísimo, pero paso a paso uno puede ir concretando sus deseos.
    Comencé trabajando para una contratista, manejada por extranjeros, (argentinos, peruanos y brasileros), obviamente el único japonés era el dueño.
    Mi primer contrato de trabajo, decía que si faltaba un día, se me descontaría 50 yenes de cada hora trabajada y si faltaba 2 días o más, el descuento sería de 100 yenes por cada hora trabajada en todo el mes.
    O sea que, si por algún motivo, faltaba el último día del mes, en lugar de pagarme 850 yenes por cada hora, me pagaban todas a 800.
    Pregunté porqué hacían eso y me contestaron, que era una manera de concientizar a la gente para que no falte ¿? A lo que yo contesté, que no podían meter a todos en una misma bolsa, hay quienes faltan por vagos y otros por motivos muy razonables, como lo puede ser una enfermedad.
    No me parecía justo, hasta te diré, que dije que eso era ilegal, pero…..en ese entonces te decían…….¿y que vas a hacer?, ¿nos vas a denunciar?, ¿cómo?, además, después no te van a tomar en ninguna agencia. ¿¿Amenazas??…….
    No sé que habrán pensado a partir de mi reacción los de la contratista, pero yo seguí en ese trabajo, y he faltado a propósito, para ver si me descontaban los 50 yenes, y oh!!! sorpresa……..no lo hicieron, ni esa vez ni en las otras tres oportunidades que he faltado en los dos años que estuve en ese lugar.
    Lo que quiero hacer ver, es que muchas veces, si nos pisotean es porque nos dejamos pisotear!!!!
    Mi trabajo, era feo, sucio y quedaba a una hora de distancia de mi apato, y por no dominar mas o menos el idioma, no me animaba a buscar trabajo en otro lado, no podía hablar por teléfono, y mucho menos presentarme a una entrevista, pero no podía seguir en esa situación, es decir, trabajando a disgusto…….es estresante!!!!! Entonces me dije, si no me gusta, tengo que buscar otra cosa………, y sólo depende de mí, tengo que cortar “el cordón umbilical” con ésta contratista y buscar algo mejor. Era cómodo quedarme donde estaba, hablaban mi mismo idioma, me llevaban al hospital si lo necesitaba, me hacían todos los trámites, me pagaban los impuestos, y hasta me llevaban a pasear!!!!, pero como progresa uno en este país, manteniéndose en esa “cómoda” situación???
    ¿Cómo aprendes a insertarte en ésta sociedad?
    Tomé creo yo, una sana decisión, escribí en un papel, todas las palabras en nihongo que necesitaba para poder hacerme entender y comencé a llamar a otras contratistas, puse todo mi esfuerzo en poder entender lo que se me decía, aterrada fuí a las entrevistas y ahí me dí cuenta que personalmente, todo era más fácil, por primera vez tuve la satisfacción de poder elegir, donde trabajar, y para quién trabajar. Es una contratista japonesa, muy seria, donde lo justo es justo, sólo me descuentan el día que falto, no me cobran el uniforme de la fábrica, me pagan en la fecha acordada, me pagan premio por no faltar y aunque la fábrica está a 3 minutos de mi casa y puedo ir caminando, me pagan el viático también, porque es una norma que aplican a todos por igual, vayan caminando, en tren, en bicicleta o en auto.
    Y gracias a que no me llevan al hospital, ni me pagan los impuestos, ni me hacen los trámites, ni me traducen nada y muchos menos llevarme a pasear……………..aprendí a:
    ir sola al hospital, hacer mis propios trámites bancarios, municipales, etc, etc, a viajar en tren sin perderme, a enviar paquetes por correo, a utilizar los cajeros de los conbinis, a reclamar por un servicio mal prestado, a atender el teléfono y no colgar cuando me hablan en nihongo y un montón de otras cosas que aunque no sean muchas, creo que demuestran que he “progresado” en algo, y seguiré adelante estudiando el idioma, porque pienso que es la base por donde tiene que empezar todo extranjero que llega aquí para lograr que su vida mejore en calidad, día tras día y para no depender de “esas contratistas” que se aprovechan de la necesidad o de la falta de información de muchas personas.
    Salir de una situación que nos desagrada, depende de uno mismo.
    Si no me gusta el dulce de leche porque es muy dulce, el problema es mío, el dulce de leche será siendo siempre igual de dulce, la solución es, no como dulce de leche y se acabó mi problema.

    Espero no haberte aburrido y perdón por mi comentario tardío.

    Saludos de una argentina en japón,
    Buen fin de semana!!!

  4. Esteban dijo:

    No es tan fácil Yésica, conozco chicos jóvenes que se han criado en Japón y sin embargo están en una fábrica. Quizás la pasan mejor que los extranjeros que no dominan el idioma, pero no mucho mejor. Son obreros y lo más probable es que se jubilen como obreros.

  5. yesica dijo:

    yo creo que no es nada novedozo, Japon no es el unico pais que explota recursos y gente para agrandar la economia de una empresa…yo lamento mucho la condicion de vida de los que se someten a esta aberrocidad pero pienso que es el lugar que se le da a los que no tienen mucha capacitacion…son puestos de trabajo quieras o no, y es un plato de comida y una educacion para tus hijos, aca en Argentina si no sabes hacer nada terminas juntando cartones. o lo que es peor, robando. No estoy de acuerdo con esta politica pero creo que es un escape a los que no tienen posibilidades. Esteban, pienso como Eric dijo mas arriba, quisas si hubieras aprendido mas el idioma te hubiera ido mejor…

    saludos y suerte!

  6. roberto dijo:

    Progresar en todos los sentidos y lograr casi todas las metas es de pocos estes donde estes.
    Trabajando de obrero en Japon hay que cumplir lo que se deba hacer sin intentar cambiar mucho la metodologia de trabajo porque esto es sagrado.
    Los extranjeros al trabajar ven que les tocan hacer una pavada y se reaburren o duermen y para colmo prohiben hablar en ciertos lugares porque les estallan los timpanos oir cosas que no entienden. Pero ellos en su idioma son como las cotorras. Como dice la cancion “todo es cuestion de medida”
    Aveces hay que hacer trabajos pesados, sucios o peligrosos y bueno el japones se aprovecha del analfabetismo y te pasan lo peor del trabajo, aprovechan la localia y en esto incluyo tambien cuando surge un error y la culpa esta mas cerca del extranjero que no se sabe defender con el idioma.
    Tal vez Esteban hayas sentido la impotencia de poder aplicar tus conocimientos y habilidades viendo como una pavada para vos hayas visto en muchos japoneses la torpeza o poca voluntad para resolver cosas. Esto lo veo a diario y claro vengo de Argentina donde siempre trabaje en mi casa y las cosas se solucionaban como podiamos y venir a parar aqui y ver que cada uno cumple un rol donde nadie toca lo que le corresponde a otro mismo sea una pavada y/o se demore una eternidad en acabar su parte.
    Puedes tocar mil veces este tema y hay mucho para comentar y de esta manera daremos a conocer el Japon de cada uno. No todo es malo, es lo que es y adaptarse es necesario sino nuestras vidas van a ser una lagrima sea aqui o en cualquier parte del mundo.
    Esta ventana al mundo que tenemos enfrente la internet nos enriquece porque comodamente nos relacionamos siendo lo que mas queremos los seres humanos. Si o no?

  7. Ashi dijo:

    Perdón pero voy a opinar. Yo creo que Esteban TIENE que decir todo lo que siente, por una cuestión de salud mental de él, tiene que hacer catarsis de todo lo que pasó, con más derecho aún porque fue, en cierto modo, engañado cuando se lo invitó a ir a trabajar a Japón. Ojo, no engañado por JAPÓN, sino por una suma de situaciones y de oportunistas que ni sé de qué país eran, argentinos y japoneses Por mala gente.
    Yo creo que Esteban sabe, consciente o inconscientemente, que tiene que sacar todo eso afuera para poder mirar de frente al futuro, para poder dejarlo atrás.
    Es como si te peleás con un novio: analizás todo, del derecho y del revés, cuestionás, recordás, autocuestionás y decís, esto no me pasa de nuevo, quiero esto, y así. Hasta que es un capítulo que se cerró.
    Pero Nora, si bien comprendo tu sufrimiento, me conmueve, y me caés re bien por ello, me pregunto ¿por qué actuás como una mamá sobeprotectora cuando se trata de Japón? Es como una relación inmadura con la cuestión, como si las críticas te movilizaran demasiado, ¿por qué? Si tu experiencia es distinta, contala y alegrate por ello, y todos con vos, pero ¿por qué negarle a otro la posibilidad de contar su propia experiencia? Que no la cuente no borra que la haya vivido…

  8. corsaria dijo:

    Esteban, Nora estoy por invitaros a unos cafés y que charléis un ratito en persona. ;-)

    Lo digo porque a veces por este medio (internet) es muy difícil transmitir ideas y entender las de la otra persona. :-)

    Un abrazo. ;)

  9. nora dijo:

    Esteban, creo que vos también interpretaste mal mis palabras, no es si está bien o no la forma de vida de los asalariados japoneses.
    Pienso exactamente lo mismo que vos sobre ese sistema de trabajo que no funciona bien. Pero no es eso. Quiero explicarte más, pero perdoname que no lo pueda hacer porque me voy a meter en un lío y no quiero hacerlo.
    Que tengas suerte, Esteban.

  10. Esteban dijo:

    Nora, me parece que interpretaste mal lo que dije. ¿Por qué te afecta el hecho de que a mí no me guste el estilo de vida de los asalariados japoneses?

    Mi esposa trabajaba 12 horas por día, de lunes a sábados y algún domingo. El trabajo le gustaba, pero ese ritmo de vida le arruinó la salud y decidió renunciar. ¿Cómo puede ser que te sometan a semejante castigo? ¿Por qué sacrifican el bienestar de la población en pos de la empresa? ¿No pensás que hay algo que no funciona bien en ese sistema?

    En definitiva, si la salud de la empresa es más importante que la de los empleados, ¿cómo puedo estar de acuerdo con semejante aberración?

  11. Nicté dijo:

    Y aca estoy…
    Tengo titulo de licenciatura (en mi pais) pero apenas hablo japones… mi futuro aca no es deslubrante…
    entonces, como vivo aca? Mi esposo es japones… sin titulo universitario. Y como Esteban… negandose a trabajar como asalariado por una empresa que no le interesa ni medianamente su recurso humano. Creo que no es un sentimiento de extrangero hacia Japon, creo que es un modo de pensar, y creo que cada cual puede vivir como elige, con o sin preparación academica.
    Un titulo academico solo te permite ampliar un poquito tus posibilidades, para escoger como vivir tu vida, no necesitas que nadie te enseñe nada…
    Si pensas que ganar un buen salario, en un pais del “primer mundo” te va a hacer feliz, entonces haacete de tu titulo universitario, un puesto en una empresa grande, y adelante… esa es tu elección en Japon, en USA, o simplemente saliendo de tu barrio para ir a vivir a una mejor zona de tu region. No hay grandes diferencias en realidad.

    Economicamente mi futuro no es impresionante, pero si desde donde sea que este puedo ayudar a alguien, entonces ese es mi lugar, si puedo vivir sin herir a nadie, ese es mi lugar… si puedo vivir de acuerdo a mi pensamiento, sere feliz, no necesito nada más.

  12. cenit dijo:

    Interesante tu comentario y estoy en un ciento por ciento de acuerdo con vos. Asi,sucedieron las cosas por esos años.

  13. nora dijo:

    Marco,

    No solo los bolivianos, paraguayos y peruanos…también los japoneses (mi padre, a pesar de tener título universitario)

    Esteban,

    No lo tomes a mal, en realidad no quise entrar en los comentarios, pero al ver el comentario que dejaste a eric, me puse a llorar.
    Te dije muchas veces que lamento lo que te pasó en mi país, pero esas pocas palabras hieren mucho, Esteban, como también un comentario que dejaste en otra entrada, y perdona que te lo diga, no es un reproche, es un sentimiento que tengo cada vez que leo tus entradas y comentarios. Escribir sobre tus malas experiencias está bien, son informaciones necesarias para los que la necesitan, pero no podés hacer un poco de paz con tus sentimientos sobre mi país?
    Aprecio mucho tu sinceridad, Esteban, y no es que piense que tengas que escribir cosas buenas (que tal vez para vos son pocas). Es tu blog, y tenés el derecho de escribir como quieras, por eso no tengo derecho en decirte lo que te estoy diciendo, pero espero que entiendas lo que no puedo escribir.
    Si no querés publicar el comentario, borralo pero leelo por favor, y si te ofendí (como siempre) perdoname.

    Con mi más sincero cariño.

  14. corsaria dijo:

    Hay una diferencia enorme entre unos peones y otros. Algunos, el caso de Esteban, se dan cuenta que son peones y que no merece la pena seguir así. Otros, bien sea porque su puesto es más o menos agradable, más o menos mejor pagado, no quieren ser conscientes de que son un piezas en una partida de ajedrez en la que no deciden nada.

    La formación es importante, tanto en Japón como en cualquier otro lugar. PERO más importante es conocer nuestras prioridades, y en función de ellas elegir.

    Yo veo muy interesantes las críticas de Esteban sobre ciertos aspectos desconocidos de Japón. No creo que sea generalizable pero revela algunas cosas concretas. Para que existan titulados universitarios que vivan bien en las empresas japonesas (y en las de todos lados) tienen que existir peones que se ensucien las manos.

    Puestos a ensuciarlas, quizás es mejor trabajar para uno mismo en cualquier oficio medianamente interesante. Más que la formación concreta creo que lo fundamental es saber qué queremos, y qué podemos hacer para conseguirlo. Unos quieren dinero, otros tiempo libre, otros una vida tranquila…

    Saludos. :-)

  15. David dijo:

    estoy deacuerdo contigo Marco para salir adelante debemos preparanos y sacar un titulo universitario si no. aunque estemos en nuestra tierra seremos lo peones del sistema.

    con titulo somos peones bien pagados XD ^^.

    saludos…

  16. Marco dijo:

    eric, por lo que vengo leyendo ya desde la antigua casa nipolatina, muchos latinos vienen a hacer el sueno americano, pero la verdad es otra, y como dije mas arriba sino tenes caracter y titulo universitario poco y nada vas a ser en un pais con tanta gente y ademas competitivo.
    aca los latinos parecen que son pocos los que triunfa fuera de las fabricas,
    supongo que esteban sufrio bastante el venir demasiado inocenton. y no es para trolearte(hacer el troll) esteban sino una pregunta sincera pero desde la casa nipo te venia diciendo preguntando que sabias hacer, si eras arqui, abogado y si sabias japones o por lo menos ingles, pero nunca contestaste, y creo yo porque ahi esta tu verdad y a las criticas laborales que sueles comentar.
    En argentina creo que la misma suerte pasan/pasaron los bolivianos, paraguayos, peruanos. Ahora nose como estara el ambiente en baires pero no mucho tiempo atras se decia, los bolivianos para la contruccion y los paraguayos para limpiar la casa, lo digo con todo mi respeto si ofender y ser despectivo.
    Con esto quiero decir que si no estas preparado para x profesion poco queda por elegir y mas que seguro te va a tocar lo mas feo como trabajo.

    Saludos man y suerte porque parece que encontrastes tu lugar.

  17. Esteban dijo:

    ¿Progresar y, en el mejor de los casos, hacer la vida que hacen los asalariados japoneses?

    No, gracias.

  18. eric dijo:

    Para que fuistes?? a japon, por tus comentarios no parecias tener muchas ganas de conocer sobre la cultura de japon. nunca entendi la razon por la cual no intentastes aprender japones y buscar mejores posibilidades.
    un simple comentario

  19. Odisea dijo:

    Yo trabajé una semana en una tienda de abarrotes en Nueva York, los dueños turcos eran muy estrictos, y al terminar la semana el salario recibido el cual no me pareció, los dejé con su puesto pero eso si, con la justicia aplicada yo me traje el uniforme.

    Saludos Esteban.

  20. Esteban dijo:

    Peter, pienso que ir a Japón becado o contratado puede ser positivo. Lo de ir a “buscarse la vida” no me parece una buena idea. Claro, salvo que sientas un profundo interés en la cultura japonesa y estés dispuesto a pasar penurias para descubrirla.

  21. Kana dijo:

    Esteban: Saludos, hace mucho tiempo que no entro a tu weblog. Muy interesante lo que escribiste sobre la situación laboral de los inmigrantes. En todo el mundo se nota que el trato para con los extranjeros es bastante malo.
    BaEEz: yo conozco un chico que se fue el año pasado por un año y la verdad por lo que cuenta parece que la situación que cuenta Esteban no cambió mucho.

  22. Marco dijo:

    man, lo siento por vos, pero aca sino tenes caracter y titulo de universidad no vas a ningun lado, ademas de que tenes que saber donde te metes.
    un saludo loko

  23. Peter dijo:

    Y hoy en dia que recomendaciones o consejos darias a alguien que quiera ir a japon a “buscarse la vida”. Es decir, cual es el camino mas factible, etc…

  24. Esteban dijo:

    BaEEz, en general, las fábricas están en zonas suburbanas. Las condiciones laborales serán mejores o peores según el tamaño de la empresa. Cuando trabajé en una planta de Sony, que estaba en medio de la nada, la pasé mucho mejor que en otras compañías pequeñas cerca de la ciudad.

    En esos años había más trabajo, y por lógica consecuencia, más posibilidades de elegir. Hoy, hay que conformarse con cualquier cosa.

  25. BaEEz dijo:

    Creo que Esteban esta hablando de la crueldad entre 1989 y 1990 supongo que ya habra cambiado esa situación. A un que no entiendo Esteban por que nunca te animaste a ir a trabajar la gran ciudad segun entiendo por tus relatos estabas es una zona rural no ¿? Por que no importa en que pais estes, en zonas rurales o ciudades que apenas empiezan a llamarse CIUDADES el trabajo casi siempre es más pesado y diferente.

  26. julian dijo:

    siempre todo se vnedio o se compro no es novedad y mas qe haya son mas de bajar la cabeza , y bueno es como todo empleo si no te conviene te vas y listo siempre es un juego de si me esta matando ese trabajo y qe pasa si me kedo sin el pasa en todos lados

  27. David dijo:

    creo que el mundo de japon la tierra del sol naciente tiene otra cara. no es como en al anime ^^, ademas me aprece asqueroso que alguien venda a su gente y todabia tenga el valor de hacer burla de lo que le hizo al pobre tonto que lo unico que hizo fue atender el ruego y mentiras de un ser mesquino y despreciable. cualquier parecido es pura coincidencia.

    saludos…

  28. Ashi dijo:

    No existe alguna regulación o legislación de parte del gobierno que controle estos abusos? ¿O no ha surgido su necesidad a partir de casos especiales o accidentes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>